Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > La Federación > Actividades > Intervención en el pleno extraordinario: Estado de la ciudad

La federación informa

Intervención en el pleno extraordinario: Estado de la ciudad

Martes 19 de junio de 2018 · 158 lecturas · rss article rubrique


Se cumplen tres años de un gobierno municipal que generó muchas expectativas y comenzó con buen pié, abriendo la puerta principal del ayuntamiento a todos y todas. Durante esos tres años ha habido luces y sombras; como ejemplo de las últimas, las que produce la instalación privada que, entonces y ahora, ocupa la Plaza Mayor.

Ha habido fracasos, algunos muy dolorosos para esta Federación, como el abandono del proyecto de soterramiento del ferrocarril. La falta de acuerdo con otras administraciones, en especial con el gobierno central, ha llevado a descartar un proyecto que habría supuesto la transformación radical de la ciudad desde el punto de vista urbanístico, económico y social.

Tampoco se ha avanzado todo lo que sería esperable hacia una movilidad más segura y sostenible. Se echan de menos peatonalizaciones, mejoras reales en el transporte público, reducción del tráfico de vehículos privados, facilidades para el uso de la bicicleta, rutas peatonales de conexión con espacios verdes, etc.

Y quizá lo que a los vecinos y vecinas más nos inquieta es la tremenda lentitud en la acción municipal. Entendemos que esto no es algo achacable directamente al Ayuntamiento, puesto que los plazos y las exigencias de la tramitación administrativa están legislados, y la contratación de personal muy limitada, pero se echa de menos más agilidad, tanto en la gestión como en la posterior ejecución de las propuestas de las distintas concejalías.

A pesar de lo anterior, durante estos tres años también ha habido grandes aciertos. Empezando por la mayor cercanía de quienes gobiernan la ciudad, un cambio de talante y de formas que es muy de agradecer. Esto se ha traducido también en una mayor transparencia. Se ha avanzado mucho en este aspecto, con mejoras en el portal de transparencia, la incorporación de las Cuentas Claras, el proyecto Datos abiertos, o la publicación de las agendas de quienes conforman el equipo de gobierno.

Y logros tan importantes como la remunicipalización de la gestión del ciclo integral del agua. El agua es un bien básico, y en ningún caso puede ser objeto de negocio. La Federación Vecinal se opuso hace 23 años a la privatización de la gestión, por lo tanto, consideramos que recuperar la gestión del agua, superando las dificultades que se han planteado a lo largo del proceso, es un gran éxito del equipo de gobierno municipal.

También consideramos muy positiva la implantación de los presupuestos participativos. Aunque el proceso es mejorable, es una forma de hacer a la ciudadanía directamente partícipe, aunque sea en una mínima parte, de la definición de la ciudad.

En estos años, el gobierno municipal ha mostrado una mayor sensibilidad con los temas sociales, con programas como el de viviendas blancas, las ayudas contra la pobreza energética, los comedores escolares…No obstante, queda aún mucho por hacer, aunque es cierto que la responsabilidad es compartida con la Junta de Castilla y León, que es quien ostenta la competencia en materia de servicios sociales.

En el haber del equipo municipal también se encuentran el impulso que se ha dado a los deportes minoritarios y al deporte escolar y de base, la mejora en la relación con los municipios del entorno y la gestión medioambiental, pensando en la salud y la sostenibilidad por encima de otras consideraciones.

Queda un año de legislatura y no da tiempo a dar la vuelta a la ciudad, pero creemos que hay tres temas que deberían ser prioritarios. Sería muy positivo sentar las bases para avanzar hacia la recuperación de la gestión de otros servicios públicos, como la Ayuda a domicilio para personas mayores y/o dependientes, el centro de tratamiento de residuos, el mantenimiento de parques y jardines...

Respecto a la operación ferroviaria, se debe aprovechar el cambio de gobierno central para retomar el diálogo sobre esta cuestión. Es prioritario el traslado de los talleres y la puesta en servicio del by-pass de mercancías a la mayor brevedad. También se debería negociar un soterramiento que incluya la línea de alta velocidad y la de ferrocarril convencional, costeado en su mayor parte por gobierno central, de manera que no suponga un lastre para las arcas municipales.

La tercera cuestión clave sería la aprobación del PGOU, actualmente en tramitación, para consolidar un modelo de ciudad a futuro compacta, sostenible, y que avance hacia el reequilibrio de las distintas zonas y barrios de la ciudad.

Estos tres años han supuesto un cambio en la ciudad, en general a mejor, aunque mucho más lento de lo que nos hubiera gustado. Esperamos que en el año que queda de legislatura se puedan materializar algunas de las propuestas pendientes. La ciudadanía de Valladolid de seguro lo agradecerá.